Main content

    Malestares Comunes Durante el Embarazo

    El embarazo es un tiempo de cambios tanto físicos como emocionales. Aparte de los cambios obvios en la forma de su cuerpo y el tamaño de su útero, los cambios en sus niveles hormonales y el metabolismo pueden contribuir a diferentes malestares físicos y emocionales.

    Los malestares del embarazo que se mencionan más adelante son comunes; sin embargo, no todas las mujeres los experimentan y puede que no formen parte de su embarazo. Es importante recordar que:

    • Puede necesitar probar más de un remedio antes de encontrar uno que funcione para usted.
    • La buena nutrición es especialmente importante para un embarazo cómodo y saludable.
    • Comer bien puede minimizar los malestares y ayudar a su cuerpo a lidiar con las tensiones de la vida diaria.
    • Si siente una molestia física que es severa o que no se le pasa, comuníquese con su proveedor de cuidados de la salud.
    • Si usted tiene una condición crónica de salud, tal como diabetes o asma, es muy importante consultar a su proveedor de cuidados de la salud durante todo su embarazo.




    Dolor de espaldaCalambres musculares
    Cambios en los senosNáusea y vómitos
    EstreñimientoHemorragia nasal y sangrado de las encías
    HemorroidesMalestar pélvico y del abdomen inferior
    Orina frecuenteFalta de aliento
    Dificultad para dormirCambios en la piel
    FatigaEstrías
    Dolor de cabezaPicazón
    Latidos fuertes del corazónCongestión nasal/alergias a alimentos o químicos
    Acidez o gas intestinalInflamación (pies, piernas, cara y manos)
    MareosDesecho vaginal / infecciones por levadura
    Cambios de humorVenas varicosas

    Dolor de espalda

    Los dolores de espalda se presentan a menudo conforme su peso que va en aumento tira su espina dorsal hacia adelante y cambia su centro de gravedad. (Vea la sección sobre Malestar pélvico o ciática).

    Sugerencias:

    • Primero, considere la posibilidad del dolor de espalda como un síntoma de trabajo de parto prematuro. (Vea la sección sobre Trabajo de parto prematuro).
    • Practique la buena postura. Apriete sus nalgas por debajo y párese erguida y alta. (Vea la sección sobre Postura).
    • Siempre tenga cuidado al levantar objetos. Doble las rodillas en lugar de doblarse en la cintura. Levante con las piernas y no con la espalda.
    • Use calzado que le sostenga bien los pies, con taco bajo.
    • Evite permanecer parada mucho tiempo. Ponga un pie sobre un taburete para aliviar el estrés sobre la espalda mientras esté parada.
    • Haga ejercicio por lo menos tres veces a la semana (por ej. nadar, caminar, estirarse).
    • Únase a una clase de ejercicio prenatal o yoga.
    • El ejercicio de inclinación pélvica puede ayudar a reducir el malestar. (Vea la sección sobre Ejercicios prenatales).
    • Considere usar una faja de apoyo de maternidad para ayudar a aliviar la presión. Los pantalones de maternidad con la cintura baja de apoyo también pueden ser de ayuda.
    • Aplique calor mediante tinas de baño calientes, toallas húmedas calientes, una bolsa de agua caliente, o una almohadilla caliente.
    • Reciba un masaje de espalda.
    • Descanse.
    • Si persiste el dolor, pida a su proveedor de cuidados de la salud un referido con un terapeuta físico.
    • Evite medicamentos. Ningún medicamento se considera 100% seguro para usar durante el embarazo. La aspirina y otros analgésicos tales como ibuprofeno pueden ser perjudiciales para su bebé. Pregunte a su proveedor de cuidados de la salud acerca de medicamentos para tratar el dolor de espalda.
    Volver al inicio

    Cambios en los senos

    En preparación para producir leche, sus senos aumentarán de tamaño durante el embarazo conforme se agrandan las glándulas de leche y aumenta el tejido grasoso. Tal vez se pongan más sensibles y puede que sienta hormigueo con los cambios de temperatura o al tacto. Conforme aumente su suministro de sangre, los vasos sanguíneos se expanden y pueden aparecer venas azules en sus senos. La areola y el pezón también se vuelven más oscuros y las glándulas de Montgomery, los pequeños poros alrededor de la areola, se agrandan. Algunas mujeres observarán que les gotea una sustancia del pezón durante los últimos tres meses del embarazo. Esto es calostro, la sustancia que se produce antes de la leche materna. Si usted no experimenta el goteo de calostro durante la última parte de su embarazo, no se preocupe de que tal vez no pueda producir leche materna.

    Sugerencias:

    • Use un buen sostén para aliviar el esfuerzo de los senos y los músculos de la espalda, conforme los senos se vuelven pesados. Puede sentirse más cómoda se duerme con sostén.
    • Si está goteando calostro, use en el sostén almohadillas desechables o lavables.
    • Evite jabón en la areola y el pezón, ya que tiende a resecar la piel. Utilice agua tibia para mantener limpia el área.
    • Si está goteando, permita que los senos se sequen al aire unas pocas veces al día y después de bañarse.
    • Es preferible usar los sostenes de algodón más que los de telas sintéticas, ya que el algodón permite respirar a la piel. Si usted pretende amamantar a su bebé, sus sostenes para lactancia probablemente serán una talla más grande que los que necesite en las etapas finales del embarazo, así que se recomienda que compre los sostenes para lactancia durante el noveno mes.

    Volver al inicio

    Estreñimiento

    Durante el embarazo, su sistema digestivo se vuelve más lento debido a influencias hormonales y los órganos digestivos son desplazados debido al útero en crecimiento. Usted puede volverse estreñida también por los hábitos irregulares de comer, cambios de ambiente, estrés y el aumento de calcio y hierro en su dieta. Algunos medicamentos, poco ejercicio y no suficiente fibra y líquidos también pueden contribuir el problema.

    El estreñimiento se refiere solamente a evacuaciones del intestino de consistencia dura o dolorosas; las evacuaciones poco frecuentes no son inusuales.

    Sugerencias:

    • Consuma mucho líquido, sobretodo agua (por lo menos 8 vasos de 8 onzas diariamente).
    • Haga más ejercicio, sobretodo caminar, por lo menos 30 minutos al día.
    • Agregue alimentos de alto contenido de fibra a su dieta. Coma frutas y verduras crudas o cocidas, fruta seca (sobretodo ciruelas pasas), jugo de ciruela pasa, salvado de trigo (3 cucharadas diarias), frijoles y productos de granos integrales (tales como pan de trigo integral, arroz integral y avena).
    • Consuma pequeñas comidas frecuentes y mastique la comida completamente.
    • Los suplementos de hierro pueden causar estreñimiento. Si usted necesita tomar suplementos de hierro, tómelos con jugo de ciruela pasa.
    • Evite usar todo tipo de laxante que no sean los que aumenten el bulto fecal, suavizador de heces o enemas a menos que sea bajo la supervisión de su proveedor de cuidados de la salud.
    • Tome un vaso de agua antes de acostarse para ayudar a aliviar el estreñimiento.
    Volver al inicio

    Hemorroides

    Las hemorroides son venas varicosas en el área rectal causadas por el volumen incrementado de sangre y el peso adicional del embarazo. Pueden causar comezón o quemazón durante las evacuaciones de intestino y a veces pueden sangrar ligeramente.

    Sugerencias:

    • Ya que el estreñimiento puede empeorar las hemorroides, trate de evitar estreñirse.
    • Use laxantes que aumentan el bulto fecal; sin embargo, consulte con su proveedor de cuidados de la salud antes de tomarlos.
    • Evite permanecer sentada en el inodoro por largos períodos de tiempo o hacer mucho esfuerzo durante las evacuaciones del intestino. Ponga los pies en un taburete para reducir el esfuerzo.
    • Paños de hamamelis, pueden ayudar a aliviar el dolor y la comezón. Puede ser de gran ayuda refrigerar los paños, ya que pueden tener más efecto aliviador al aplicarse fríos.
    • Puede producir algun alivio el aplicar una bolsa de hielo a las hemorroides. Evite medicamentos para hemorroides que contengan anestesia local que puede ser nocivo para su bebé nonato.
    • Un baño de tina en agua tibia tres o cuatro veces al día alivia la molestia de las
      hemorroides.
    • Haga los ejercicios de Kegel regularmente. (Ver la sección sobre Ejercicios prenatales).
    • Evite usar un cojín en forma de “dona” para sentarse ya que reduce la circulación de la sangre.
    ¡Atención!Si las sugerencias anteriores no funcionan para usted, consulte a su proveedor de cuidados de la salud.

    Volver al inicio

    Orina frecuente

    Este es un problema que se presenta durante los primeros tres y los últimos tres meses del embarazo. Conforme crece el utero, produce presión sobre la vejiga, aún más cuando el bebé baja. Durante la última fase del embarazo, es muy común gotear una pequeña cantidad de orina cada vez que tose, estornuda o se ríe mucho. La urinación frecuente casi siempre se quita después del parto.

    Sugerencias:

    • Haga el ejercicio de Kegel. Apriete ligeramente los músculos alrededor de la vagina (como si estuviera parando el flujo de orina a la mitad) durante algunos segundos y luego
      relaje. Repita esto 10 veces. Haga un conjunto de ejercicios Kegel por lo menos cinco veces al día.
    Volver al inicio

    Dificultad para dormir

    Durante el embarazo, algunas mujeres pueden tener dificultad para dormirse o permanecer dormidas. En los primeros meses, los problemas para dormir pueden ser parte del ajuste de su cuerpo al embarazo. Durante los últimos meses, su tamaño aumentado puede hacer que su posición normal para dormirse sea difícil y las patadas del bebé pueden despertarla durante la noche. También la presión aumentada sobre la vejiga puede causar que usted se despierte a menudo durante la noche.

    Sugerencias:

    • Haga ejercicio a diario.
    • Dese un baño de tina tibio y relajante antes de acostarse.
    • Beba agua caliente con limón o leche caliente antes de acostarse. También puede probar comiendo galletas saladas o pan tostado con un vaso de leche antes de acostarse.
    • Reduzca cualquier ruido o luces que pueden mantenerla despierta.
    • Evite comer una gran comida en las dos horas previas a acostarse.
    • Haga los ejercicios de preparación para el nacimiento del bebé tales como respiración profunda u otras técnicas de relajación.
    • Experimente para encontrar las posiciones más cómodas para dormir. Acuéstese de costado y coloque varias almohadas entre las rodillas.
    • Evite dormir boca arriba desde la semana 20 del embarazo. El peso combinado de su útero y su bebé comprime los vasos principales que suministran sangre a la placenta y parte inferior de su cuerpo. Esto podría reducir el suministro de oxígeno a su bebé.
    • Lea una novela u otro libro de interés.
    • Reciba un masaje.
    • Evite productos que contengan cafeína ya que la pueden mantener despierta y pueden dañar a su bebé.
    • Trate de desarrollar un horario de dormir y rutina regulares.
    • Planee tomar siestas o períodos cortos de descanso durante el día.
    • Si no se puede dormir, relájese y no se preocupe. Los patrones de sueño cambian en la fase final del embarazo debido a las hormonas. Esto puede causar que se duerma sólo 2 ó 3 horas a la vez, lo cual es normal. Su condición de estar despierta puede ser la manera de que su cuerpo la prepara para los cambios venideros en su vida.
    • Evite todo medicamento para dormir. No existen medicamentos seguros para aliviar la dificultad para dormir durante el embarazo. Algunos productos para promover el sueño contienen múltiples ingredientes, algunos de los cuales pueden dañar a su bebé.
    Volver al inicio

    Fatiga

    Generalmente las mujeres se sienten más cansadas de lo normal y necesitan sueño adicional durante el embarazo. Durante los primeros meses, la fatiga es causada por cambios hormonales naturales conforme su cuerpo se ajusta al embarazo. Durante el último mes o dos, le cansará cargar el peso adicional del bebé. La fatiga es una señal importante de su cuerpo de que usted necesita descansar más. Escuche a su cuerpo y no se esfuerce demasiado.

    Sugerencias:

    • Acepte el hecho de que necesita descansar más y ajuste el ritmo de su vida diaria de acuerdo a esto.
    • Tome siestas cuando se siente cansada. Siéntese y ponga los pies en alto.
    • Pruebe a tomarse un lapso de descanso en lugar de un lapso para un café.
    • La cafeína y otros estimulantes pueden aumentar la fatiga y ser perjudiciales.
    • Consuma pequeñas comidas bien balanceadas varias veces al día.
    • Haga ejercicios regularmente. Esto la hará sentirse menos, no más, cansada. (Ver la
      sección sobre Ejercicios prenatales)
      .
    • Evite asumir responsabilidades adicionales durante este período de su vida.
    • Asegúrese de consumir suficientes calorías, hierro y ácido fólico.
    • Evite todo medicamento para la fatiga. No existen medicamentos seguros para aliviar la fatiga durante el embarazo.
    ¡Atención!Si las sugerencias anteriores no funcionan para usted, comente sus preocupaciones con su
    proveedor de cuidados de la salud.

    Volver al inicio

    Dolor de cabeza

    El volumen de sangre aumentado y los cambios hormonales durante el embarazo pueden causar dolores de cabeza. La congestión nasal, la fatiga, esforzar la vista, ansiedad o tensión también pueden incrementar la frecuencia de los dolores de cabeza.

    Sugerencias:

    • Intente determinar qué es lo que provoca sus dolores de cabeza (por ej.: café, humo de cigarrillos, cuartos sin ventilación, luces fluorescentes o esforzar la vista) y evítelos cuando sea posible.
    • Aplique un paño lavable húmedo frío o una bolsa de hielo a su frente y en la parte
      posterior de su cuello. (Un paño tibio funciona mejor para algunas personas).
    • Intente dormir bastante cada noche y descanse durante el día cuando le sea posible.
    • Trate Trate de comer algo cada dos o tres horas.
    • Beba mucho líquido.
    • Dese una ducha caliente o un baño relajante.
    • Masajee su cuello, hombros, cara y cuero cabelludo, o pida a una amiga que le dé un masaje.
    • Trate de encontrar un lugar tranquilo con poca iluminación para descansar.
    • Tome algo de aire fresco o dé un paseo.
    • Utilice técnicas de relajación, meditación y autohipnosis. (Ver la sección sobre Relajación).
    ¡Atención!Comuníquese inmediatamente con su proveedor de cuidados de la salud si siente dolores
    de cabeza severos, frecuentes, duraderos o acompañados de visión borrosa, puntos, luces
    parpadeantes, o inflamación. Evite todo medicamento para el dolor de cabeza hasta hablar con su proveedor de cuidados de la salud. No se considera que ningún calmante sea 100 por ciento seguro. Los calmantes como la aspirina y el ibuprofeno pueden ser nocivos si se toman durante el embarazo. Si toma aspirina durante los últimos tres meses del embarazo puede aumentar el riesgo de sangrado.

    Volver al inicio

    Latidos fuertes del corazón

    Ocasionales palpitaciones del corazón son generalmente una respuesta normal de su cuerpo al adicional volumen de sangre, peso adicional y consumo adicional de energía durante el embarazo.

    Sugerencias:

    • Cuando sienta que su corazón late fuertemente, suelte la tensión por todo su cuerpo. Empiece con la cabeza y relaje cada parte de su cuerpo hasta llegar a los dedos de los pies. (Ver la sección sobre Relajación).
    • Respire honda y lentamente.
    • Limite las actividades que requieren mucha energía y esfuerzo.
    • Comuníquese con su proveedor de cuidados de la salud si siente frecuentemente que su corazón late fuerte o irregularmente.
    Volver al inicio

    Acidez o gas intestinal

    Las mujeres embarazadas pueden tener acidez porque los músculos del estómago se relajan y la comida tiende a subirse. A veces, el estómago genera más ácido durante el embarazo. El bebé en crecimiento que presiona contra el estómago puede hacer que suba el ácido causando acidez.

    Sugerencias:

    • Los alimentos grasosos, fritos o muy condimentados pueden producir acidez. Determine cuáles son los alimentos que le producen acidez, y evítelos.
    • Evite tanto el café como los cigarrillos, ya que irritan el estómago y agravan la acidez.
    • Consuma varias comidas pequeñas al día en lugar de tres comidas grandes.
    • Para ayudar a recubrir el estómago y esófago, procure tomar sorbos de leche, agua carbonatada o jugo de papaya. También puede probar a beber 1/2 cucharada de yogurt, crema pesada, Half and Half o un plato pequeño de helado de vainilla.
    • Beba mucho líquido, sobre todo agua (de ocho a diez vasos de 8 onzas diariamente).
    • Use ropa suelta en la cintura.
    • No se acueste directamente después de comer. Cuando se acueste para dormir o descansar, levante la cabeza ligeramente con almohadas.
    • Evite alimentos ácidos, tales como frutas cítricas, tomates, pimientos rojos y chocolate. Pueden causar acidez.
    • Para reducir la acidez, intente el “ejercicio de vuelo”. Estando parada, levante y baje los brazos rápidamente, uniendo la parte posterior de sus manos arriba de su cabeza. Repítalo varias veces.
    • Un paseo tranquilo reduce la acidez para algunas mujeres; para otras sentarse tranquilamente y respirar profundamente las ayuda.
    • Los antiácidos pueden aliviar la acidez al reducir el ácido en el estómago. Consulte con su proveedor de cuidados de la salud antes de tomar algún antiácido. Pregunte cuáles son bajos en sal. Sólo use antiácidos ocasionalmente ya que contienen minerales que pueden ser nocivos en cantidades grandes.
    ¡Atención!Si ninguna de las sugerencias anteriores funciona para usted, consulte a su proveedor de cuidados de la salud.

    Volver al inicio

    Mareos

    Los desvanecimientos y/o mareos son normales cuando usted se levanta rápidamente. Estos síntomas también pueden suceder por falta de líquidos, bajo nivel de azúcar o anemia (menos glóbulos rojos de lo normal en la sangre).

    Sugerencias:

    • Cámbiese de posición lentamente. Muévase de una posición recostada a sentada y luego espere un minuto antes de levantarse.
    • Evite permanecer de pie durante largos períodos de tiempo.
    • Tome frecuentes períodos de descanso.
    • Coma alimentos saludables con alto contenido de hierro en cantidades pequeñas y frecuentes durante todo el día.
    • Tome 8 a 10 vasos de agua por día. Si su proveedor de cuidados de la salud determina que usted está anémica, tal vez recomiende suplementos de hierro o un cambio en la dieta.
    Volver al inicio

    Cambios de humor

    El estar embarazada puede conducir a muchas emociones conflictivas y cambios de humor. Muchas mujeres están sujetas a arrebatos repentinos de emoción que pueden obedecer a varios factores, incluyendo fatiga, estrés y cambios hormonales.

    Sugerencias:

    • Comente sus sentimientos y preocupaciones con su pareja u otra persona de confianza.
    • Considere apuntarse o unirse a un grupo de apoyo para mujeres embarazadas.
    • Continúe con las actividades que disfruta. Este es un gran momento para que usted y su pareja pasen tiempo juntos antes de que llegue el bebé.
    • Dese tiempo para mimarse. Generalmente el cabello y las uñas crecen rápidamente
      durante el embarazo. Experimente con un corte de cabello nuevo y hágase la manicura.
    • Haga ejercicio regularmente. Puede encontrar que las clases de ejercicios prenatales son una fuente valiosa de apoyo por parte de otras mujeres embarazadas.
    • Evite cansarse demasiado. Tome siestas regularmente cuando sea posible. Hasta un descanso de 15 minutos puede ayudar.
    • Asegúrese de que su dieta sea saludable y que toma suficientes proteínas y hierro cada día.
    • Asista a clases, lea libros y vea videos sobre diferentes aspectos del embarazo, preparación para el nacimiento del bebe y cuidado del recién nacido. Saber qué esperar ayudará a alivar la tensión. Dos libros que puede considerar leer son:
      • Excited, Exhausted, Expecting - The Emotional Life of Mothers-To-Be. Arlene Modica Matthews, The Berkeley Publishing Group, New York, NY, 1995.
      • Shouldn't I Be Happy? - Emotional Problems of Pregnant and Postpartum Women.Shaila Misri, M.D., The Free Press, New York, NY, 1995.
    Volver al inicio

    Calambres musculares

    Los calambres musculares son comunes durante el embarazo, pero la causa es difícil de determinar. Las causas posibles incluyen un desequilibrio de calcio, apuntar los dedos del pie al estirarse y circulación reducida en las piernas.

    Sugerencias:

    • Asegúrese de incluir suficiente calcio (1,000 mg/día) en su dieta. Los productos lácteos son una excelente fuente de calcio (por ej.: de 3 a 4 vasos de leche o el equivalente). Las fuentes no lácteas de calcio incluyen tofú, melazas y vegetales de hoja verde oscura, tales como brócoli, bok choy y quingombó. La práctica tradicional china de hacer caldo de huesos y una cucharada de vinagre de sidra es otra manera de agregar calcio a su dieta. (Vea la sección de Nutrición prenatal para consultar más fuentes de calcio).
    • Haga ejercicio para aumentar la circulación en las piernas.
    • Recuéstese.
    • Ponga las piernas en alto lo más frecuentemente posible.
    • Mantenga sus piernas calientes.
    • Dése un baño de tina tibia antes de acostarse.
    • No apunte los dedos del pie al estirarse. Más bien flexione los pies estirando los dedos hacia las rodillas.
    • Evite recostarse boca arriba ya que esto puede reducir la circulación en las piernas.
    • Afloje la ropa de cama en el pie de la cama.
    • Antes de acostarse, estire los músculos de las pantorrillas. Intente el siguiente ejercicio para las piernas:
      • Póngase en una posición de ataque con un pie mucho más adelante que el otro.
      • Mantenga derecha la pierna posterior con el talón plano en el piso.
      • Gradualmente doble la rodilla de la pierna delantera e inclínese hacia adelante. Puede usar los brazos para equilibrarse colocando las manos en la pared.
      • Mantenga la posición algunos segundos y repita el ejercicio.
      • Cambie de piernas.
    Qué hacer cuando le de un calambre en la pierna:
    • Siéntese en el suelo con la pierna estirada (no doble las rodillas) y flexione los dedos del pie hacia la rodilla. Puede lograr el mismo efecto sentándose en el piso y pasando una toalla larga o una bufanda por las plantas de los pies. Agarre de los dos extremos y
      tire suavemente hacia su cuerpo. Una banda elástica de ejercicio también viene bien para esto.
    • Masajee los músculos acalambrados. A veces es más efectivo aplicar una bolsa de hielo.
    • Levántese cuando pueda y camine alrededor del cuarto.
    • Remoje los músculos acalambrados en agua tibia o use una almohadilla caliente o una botella de agua caliente.
    • Evite todo medicamento para calambres de la pierna. No existen medicamentos seguros
      durante el embarazo para aliviar los calambres de la pierna.
    ¡Atención!Si las sugerencias anteriores no funcionan para usted, consulte con su proveedor de cuidados de la salud.

    Volver al inicio

    Náusea y vómitos

    La náusea a veces ocurre en la fase temprana del embarazo y usualmente desaparece después
    del tercer mes. Aunque se le dice “náuseas matutinas”, puede ocurrir en cualquier momento del día o de la noche o puede que usted nunca sienta náusea. Diferentes remedios funcionan para diferentes mujeres.

    Sugerencias:

    • Coma un poco de pan o unas galletas en la mañana antes de salir de la cama o cuando sienta nauseas. Colóquelas junto a la cama por la noche.
    • Salga despacio de la cama. Evite movimientos repentinos.
    • Coma poco pero muchas veces durante el día para que su estómago no esté vacío durante mucho tiempo (seis ligeras comidas en lugar de tres abundantes).
    • Coma alimentos con muchas proteínas (carne sin grasa, proteínas vegetales, alubias, legumbres), alimentos con carbohidratos (galletas, panes, papas, arroz), fruta y jugo de fruta. Estos alimentos ayudan a evitar un nivel bajo de azúcar en la sangre, que causa náuseas.
    • Beba sopas y otros líquidos entre comidas, en lugar de beber durante las comidas.
    • Evite tomar alimentos grasos o fritos. Estos alimentos son difíciles de digerir y pueden causar náuseas.
    • Incluso cocinar esos alimentos para otros puede causar náuseas a algunas mujeres. Abra las ventanas o use el extractor para que se vaya el olor.
    • Tome alimentos con poca sal y evite las especias.
    • Beba agua (agua carbonatada o refresco de jengibre) si siente náuseas. Pruebe el jarabe de cola.
    • Beba té de hierbas, como el de jengibre, menta verde, menta o frambuesa. Algunas hierbas no son convenientes durante el embarazo. Consulte con su proveedor de cuidados de la salud.
    • El aire fresco puede ayudar. Dé un breve paseo o trate de dormir con la ventana abierta.
    • Chupe alimentos helados, como paletas o hielo.
    • Trate de usar en las muñecas, pulseras para el mareo.
    ¡Atención!Si no puede parar de vomitar o su nivel de líquidos sigue bajo, consulte con su proveedor de cuidados de la salud.

    Volver al inicio

    Hemorragia nasal y sangrado de las encías

    Las membranas nasales se inflaman debido a un mayor volumen de sangre durante el embarazo, y esto puede causar hemorragias nasales en algunas mujeres. Un aumento de las hormonas durante el embarazo, así como el aumento del volumen de la sangre, pueden causar sensibilidad, inflamación y sangrado de las encías. Una falta de vitamina C en la dieta también puede contribuir a esta condición.

    Sugerencias:

    • Durante una hemorragia nasal, acuéstese y aplique presión o una compresa fría a la nariz.
    • Utilice un humidificador si el aire en su casa tiende a ser muy seco. Un nivel más alto de humedad en el ambiente ayudará a reducir la posibilidad de hemorragias nasales.
    • Procure aplicar una película de vaselina en cada fosa nasal, sobretodo a la hora de acostarse.
    • Siga practicando una buena higiene bucal.
    • La vitamina C promueve tejidos fuertes. Compruebe que está consumiendo suficiente en los alimentos que ingiere. Sin embargo, evite tomar demasiados suplementos vitamínicos. Consulte con su proveedor de cuidados de la salud para recomendaciones.
    Volver al inicio

    Malestar pélvico y del abdomen inferior

    Durante el embarazo, las articulaciones de la pelvis se relajan para aumentar el tamaño y la flexibilidad del mismo en preparación para el nacimiento. Esto puede causar presión sobre el nervio ciático y sentir causar dolor en el área pélvica, a lo largo del muslo hasta la pierna.

    A veces una molestia conocida como “dolor en el ligamento redondo” le puede quitar el aliento. Tal vez al estar caminando sienta un dolor repentino como “punzada” en uno o ambos lados del abdomen inferior o en la ingle. O puede sentir un espasmo en la vagina o el recto. Tal vez desaparezca tan pronto como apareció. Hay unos ligamentos que sostienen el útero en su lugar, uno en ambos lados de útero y un tercero atraviesa el piso pélvico. Conforme crece el útero, estos ligamentos se estiran como una banda de hule. Cualquier movimiento o cambio de posición repentino puede causar que tengan un espasmo.

    Sugerencias:

    • Una almohadilla caliente, una botella con agua caliente o una bolsa con hielo aplicada en la zona de dolor pueden aportar algún alivio.
    • El masaje puede ser de ayuda.
    • Experimente con diferentes posiciones para dormir hasta encontrar la más cómoda para usted. Intente dormirse sobre un costado, con una pierna apoyada en una almohada y la otra hacia atrás, como si estuviera corriendo.
    • Utilice la mecánica adecuada del cuerpo al levantar objetos, doblarse y estirarse durante su embarazo y después de que de a luz. (Ver la sección sobre Postura).
    • La inclinación pélvica puede ayudar a disminuir la molestia. (Vea la sección de Ejercicios prenatales).
    • Considere usar una correa de apoyo para maternidad, para ayudar a aliviar algo de la presión.
    ¡Atención!Si las sugerencias anteriores no funcionan para usted. consulte con su proveedor de cuidados de la salud.

    Llame a su proveedor de cuidados de la salud de inmediato si tiene dolor abdominal que persiste o se hace más fuerte con el tiempo. Si no lo puede localizar, váyase al hospital.


    Volver al inicio

    Falta de aliento

    Su útero en crecimiento impone presión sobre sus órganos internos y su diafragma, lo cual deja menos espacio para que se expandan sus pulmones y lleva a falta de aliento. Es difícil subir una escalera hacia el fin del embarazo y usted tendrá más dificultad para respirar. En la noche, se vuelve más duro encontrar una posición cómoda en la que pueda respirar con facilidad.

    Sugerencias:

    • Levante los brazos por encima de la cabeza. Esto levanta el arco de las costillas y le da temporalmente más espacio para respirar.
    • Pruebe dormir con la cabeza elevada con almohadas.
    • Practique la respiración profunda muy lenta mientras se relaja. Esto le ayudará a utilizar el espacio de los pulmones a su mayor capacidad.
    • Suba las escaleras más lentamente.
    Durante las últimas semanas del embarazo, ocurre un “aligeramiento” que es cuando el bebé se baja a la pelvis. Una vez que sucede esto, se quita la presión del diafragma, sus pulmones tendrán más espacio y la respiración se vuelve más fácil.

    Volver al inicio

    Cambios en la piel

    Debido a los cambios hormonales que se presentan durante el embarazo es normal tener una coloración café en sus mejillas, nariz y frente. Esto se conoce como cloasma o la “máscara del embarazo”. También es normal que sus pezones tomen un color más oscuro y que tenga una línea oscura en su abdomen, desde el ombligo hasta el hueso púbico (la línea nigra). Tenga la seguridad de que la hormona que causa este aumento de la pigmentación y decoloración disminuirá después de que nazca su bebé. La decoloración se desvanecerá o desaparecerá después del parto.

    Algunas mujeres tendrán un problema con acné o erupciones de la piel durante el embarazo. No tome ningún medicamento para este problema sin el consejo de su proveedor de cuidados de la salud.

    Sugerencias:

    • Evite broncearse, lo que puede intensificar la coloración de la piel.
    • En caso de acné o erupciones, lávese la cara como de costumbre.
    Volver al inicio

    Estrías

    Aproximadamente el 90 por ciento de las mujeres embarazadas experimentan estrías. No hay nada que pueda ponerse en la piel para evitar las estrías. Estas son un tipo de tejido de cicatriz que se forma cuando la elasticidad normal de la piel no es suficiente para acomodar el estiramiento requerido durante el embarazo. El aumento de peso excesivo en el embarazo es la causa más común de estrías. Las estrías aparecen con mayor frecuencia en el abdomen, pero algunas mujeres también las desarrollan en los muslos, la parte superior de los brazos y los senos. Las mujeres de cabello claro, rubias y pelirrojas tienden a tener estrías muy rojas en apariencia. Las morenas también las pueden desarrollar. Aunque las estrías tal vez no desaparezcan por completo después del parto, las que permanezcan suelen desvanecerse hasta tomar un color más claro medio plateado.

    Sugerencias:

    • Asegúrese de que su dieta contenga suficientes alimentos con alto contenido de proteína. Esto ayudará a que su piel permanezca sana.
    • El mantener la piel suave y humectada no evitará las estrías, pero puede minimizar la comezón. Pruebe un masaje suave con loción humectante.
    Volver al inicio

    Picazón

    La picazón es una molestia común del embarazo que generalmente se debe al estiramiento del abdomen y a las hormonas del embarazo. Es posible que las que tienen piel seca o eczemas vean empeorar esta situación durante el embarazo.

    Sugerencias:

    • Evite las duchas de agua caliente (resecan la piel).
    • Use muchas cremas, mejor sin aromas.
    • Tome un baño de avena una o dos veces a la semana.
    • Vista ropa amplia.
    • Evite salir en las horas de más calor.
    Algunas mujeres pueden desarrollar ribetes en el último mes o los dos últimos meses del embarazo. Suelen empezar en el estómago junto a las estrías y se expanden a los muslos y los brazos. Pueden picar mucho pero no son perjudiciales para usted ni para su bebé. Se pueden recetar las típicas pomadas para aliviar la picazón.

    ¡Atención!Llame a su proveedor de cuidados de la salud si siente una fuerte picazón sin sarpullidos en el último mes o los dos últimos meses del embarazo.

    Volver al inicio

    Congestión nasal/alergias a alimentos o químicos

    A veces se produce congestión nasal o alguna alergia durante el embarazo, incluso entre mujeres que antes no las han experimentado. Consulte con su proveedor de cuidados de salud sobre el uso de antihistaminicos.

    Sugerencias:

    • Trate de determinar a qué es alérgica, y evítelo si es posible.
    • Fumar o estar en un cuarto lleno de humo pueden agravar sus alergias.
    • Respirar vapor de una ducha caliente, una olla de agua hirviendo (retírelo de la estufa primero) o un vaporizador puede ayudar a destapar la nariz congestionada. Si utiliza un vaporizador, asegúrese de mantenerlo limpio para evitar a aparición de bacteria y moho. Un humedecedor de vapor fresco también puede producir alivio.
    • Coloque toallas húmedas tibias en la cara para que pueda toser y descongestionar su pecho más fácilmente. Si está resfriada, procure tomar sopas calientes.
    • Las gotas de agua salina (hechas con 1/4 cucharadita de sal disuelta en una taza de agua tibia) pueden ser de ayuda. Prepare una solución nueva cada vez que necesite usar las gotas.
    • Use presión de los dedos en los senos nasales o dé un masaje a estos. Frote la arista huesuda por encima y por debajo de las cejas, debajo de los ojos y por los lados de la nariz.
    Los medicamentos que debe evitar:
    • Evite usar los atomizadores nasales o gotas (excepto las gotas de agua salina). Funcionan encogiendo los vasos sanguíneos y pueden afectar todo su cuerpo o el de su bebé.
    • No tome medicamentos para resfriados o alergias sin antes haber consultado con su proveedor de cuidados de la salud.
    Volver al inicio

    Inflamación (pies, piernas, cara y manos)

    Durante el embarazo es normal que experimente hinchazón de los pies, las piernas y las manos que hace que la piel se sienta apretada. La cantidad de sangre en su cuerpo aumenta el 40 por ciento aproximadamente. Además, su cuerpo retiene agua en forma natural. Su corazón necesita trabajar más para circular este fluido adicional. Aproximadamente en una de tres mujeres, las manos y los pies se hinchan durante los últimos tres meses del embarazo y frecuentemente más en tiempos de calor. Algo de hinchazón o inflamación no es inusual ni grave, pero puede ser incómodo.

    Sugerencias:

    • Consuma alimentos con alto contenido de proteínas, tales como frijoles, queso, pescado, carne, aves y tofú.
    • Trate de evitar permanecer parada por largos períodos de tiempo.
    • Beba el jugo fresco de un limón en una taza de agua tibia para ayudar a reducir la retención de fluidos.
    • Descanse dos o tres veces al día con las piernas elevadas por encima del nivel del corazón. Recuéstese con las pantorrillas y pies sobre almohadas. El recostarse sobre el costado izquierdo es mejor para la circulación.
    • Evite utilizar ropa apretada como pantalones, leotardos y medias hasta las rodillas. Las venas varicosas pueden estar relacionadas con la hinchazón.
    • Haga ejercicio regularmente, camine o nade.
    • Trate de sumergirse en el agua hasta los hombros. El agua no debe estar más caliente que la temperatura del cuerpo.
    • Evite sentarse con las piernas cruzadas. Utilice un taburete para los pies al estar sentada, y haga círculos con los tobillos cuando sea posible.
    • Revise su consumo de fluidos y beba cuando tenga sed.
    ¡Atención!La hinchazón de los párpados, cara y dedos, cuando está acompañada de alta presión arterial, dolores de cabeza, visión borrosa o puntos en su visión pueden ser señal de una enfermedad más grave llamada Preeclampsia, también denominada hipertensión inducida por el embarazo (PIH). Esté consciente de las señales de advertencia y comuníquese de inmediato con su proveedor de cuidados de la salud si tiene estos síntomas o si está preocupada. La Preeclampsia es una enfermedad relacionada solamente con el embarazo y requiere atención médica.

    Los medicamentos que debe evitar:
    • No existen medicamentos seguros para aliviar la hinchazón durante el embarazo.
    • Los diuréticos o “píldoras para orinar” pueden causar un desequilibrio de los niveles de sal y potasio en su cuerpo, lo cual puede ser peligroso para usted y su bebé.
    Volver al inicio

    Desecho vaginal / infecciones por levadura

    Un aumento en el suministro sanguíneo y las hormonas durante el embarazo hace que la vagina incremente sus secreciones normales y altere su química (pH). Esto puede crear una condición ideal para que la infección vaginal común, o monilia (hongo de la levadura), crezca.

    Sugerencias:

    • Use falda en vez de pantalón.
    • Use ropa interior que sea 100 por ciento de algodón.
    • Evite los lavados vaginales durante el embarazo, a menos que se lo aconseje su proveedor de cuidados de la salud.
    • Llame a su proveedor de cuidados de la salud si el desecho quema, pica, huele o produce
      hinchazón en las partes genitales.
    • Considere el comer yogurt diariamente para aumentar la cantidad de bacterias útiles en su sistema.
    Medicamentos a evitar:
    • El embarazo limita la opción de medicamentos que pueden utilizarse sin problemas para dar tratamiento a las infecciones por el hongo de la levadura. Asegúrese de consultar
      con su proveedor de cuidados de la salud antes de utilizar medicamentos prescritos anteriormente o remedios que pueden conseguirse sin prescripción.
    Volver al inicio

    Venas varicosas

    Las venas varicosas se desarrollan debido a la existencia de áreas débiles en las paredes de los vasos sanguíneos y se deben en parte a la herencia. Las venas pueden hincharse en la pierna y el área de la ingle. Esto es común durante el embarazo y puede ser ocasionado por la presión y el peso del bebé y el útero.

    Sugerencias:

    • Haga ejercicio con regularmente. Caminar y nadar son ejercicios ideales para mejorar la circulación.
    • Evite usar ropa ajustada o apretada, especialmente medias a la rodilla. La ropa ajustada puede disminuir la circulación sanguínea en sus piernas.
    • Use pantimedias de soporte cuando planee estar de pie o caminar por mucho tiempo. Úselas desde el momento en que se levante en la mañana. NOTA: tal vez algunas pólizas de seguros de salud paguen el costo de las pantimedias de soporte si usted tiene una prescripción. Consulte con su proveedor de seguros.
    • Evite estar parada o sentarse en un solo lugar durante períodos prolongados de tiempo, si es posible. Si necesita sentarse por mucho tiempo, levántese de vez en cuando y camine alrededor. Esto es importante durante viajes largos en automóvil, avión, tren o autobús.
    • Evite sentarse con las piernas cruzadas, ya que esto disminuye la circulación en sus piernas.
    • Ponga un pie sobre un banquillo cuando se siente.
    • Recuéstese con sus pies elevados por encima del nivel de su corazón varias veces durante el día.
    • Use zapatos con suelas acojinadas y tacos bajos para reducir el estrés producido en sus piernas al caminar.
    • Si tiene prohibido hacer ejercicio o movimientos durante su embarazo, considere los ejercicios isométricos, ya que tonifican los músculos y promueven la circulación.
    Volver al inicio